Ángel Ruiz: “Mientras antes actuemos en una parada cardíaca, más probabilidad existe de salvarle la vida a la víctima”

Ángel Ruiz: “Mientras antes actuemos en una parada cardíaca, más probabilidad existe de salvarle la vida a la víctima”

Ángel Ruiz Pérez, responsable de Espacios Cardioprotegidos en la Fundación SSG, entidad colaboradora de la Copa Sevilla Challenger en sus últimas ediciones, nos responde a una serie de preguntas relacionadas con la implantación de Desfibriladores Externos Automatizados (DEA) en espacios no sanitarios.

Buenos días Ángel, ¿qué es un Espacio Cardioprotegido?

Un Espacio Cardioprotegido es un área NO sanitaria donde se implanta un desfibrilador externo automatizado (DEA) y se imparte formación en Soporte Vital Básico y desfibrilacion externa al personal que trabaja ahí. Para información de todos los socios del club, el Real Club Tenis Betis es un Espacio Cardioprotegido desde hace ya unos cuantos años, ya que cuenta con un desfibrilador en la recepción y los trabajadores del club están formados, tal como indica la legislación.

Dicho esto, ¿Qué es un DEA y cuándo se necesita? 

Un desfibrilador externo automatizado (DEA) se utiliza para administrar una descarga eléctrica en el corazón (desfibrilación) a una víctima de paro cardiaco repentino (PCR). El PCR se produce cuando los impulsos eléctricos del corazón se vuelven caóticos de repente, provocando que el corazón deje de bombear sangre eficazmente. Es lo que se denomina fibrilación ventricular. La víctima no responde, esta inconsciente y no respira. A día de hoy, la desfibrilación es el único tratamiento eficaz para restaurar el ritmo cardiaco apropiado tras una PCR.

¿Qué tenemos que hacer cuando alguien sufre una Parada Cardiaca en un espacio no sanitario?

Lo normal que suele hacer la población no sanitaria es llamar al 112 y quedarse al lado de la víctima, esperando a que lleguen los servicios de emergencias. Una vez que llegan, en el 95% de los casos lo hacen para certificar la muerte de la persona, ya que nadie ha hecho nada durante el tiempo de espera y la persona fallece por falta de oxígeno en el cerebro.

Es importante incidir en que solo tenemos cuatro minutos para actuar. Lo primero que tenemos que hacer, una vez detectado que la persona está sufriendo una parada, es avisar a los servicios de emergencia y a continuación, intentar que la víctima no tenga falta de oxígeno en el cerebro. Nuestra misión es salvar el cerebro de esa persona. Para ello debemos sustituir la función del corazón, que no está siendo eficaz.

¿Cómo se sustituye la función del corazón?

Muy fácil, pero muy difícil al mismo tiempo si no se está preparado para hacerlo. Se sustituye realizando una rápida y eficaz maniobra de Resucitación CardioPulmonar (RCP). Esto hará que el corazón empiece de nuevo a bombear sangre hacia el cerebro y el resto de órganos,  sin ocasionar daños irreversible o, en el peor de los casos, muerte cerebral de la víctima.

Entonces, si con la RCP evitamos que la persona sufra muerte cerebral, ¿para qué sirve el DEA?

Una vez que hemos sido capaces de iniciar las maniobras de RCP y hemos conseguido que llegue sangre con oxígeno al cerebro, es muy importante hacer que el corazón vuelva a funcionar por sí solo. El único tratamiento eficaz que existe actualmente es efectuar una descarga al corazón, para que el ritmo se restablezca y sea eficaz, bombeando la sangre de manera correcta a todos los órganos del cuerpo.

¿Y no es mejor esperar a que den la descarga los servicios de emergencias?

Mientras antes efectuemos la descarga, más fácil será que el corazón empiece a funcionar.  Si emitimos la descarga en el primer minuto de haber sufrido la parada, el 95% de los casos saldrían hacia delante. Fijaros que, por cada minuto que retrasemos la descarga, disminuye la probabilidad de supervivencia en un 10%. Si esperamos a que le den la descarga los servicios de emergencia, que suelen tardar entre unos 10-12 minutos en el mejor de los casos, la probabilidad de vida es mínima. Mientras antes efectuemos la descarga, más fácil será que salga hacia delante.

En vuestro club tenéis un caso que corrobora estos datos. Hace un par de años, un socio sufrió una parada jugando al tenis, justo un mes después de que impartiéramos un curso de formación de Soporte Vital Básico y Desfibrilación a personal del club, entre los que se encontraba vuestro gerente. En menos de un minuto, Álvaro le estaba realizando la reanimación cardiopulmonar y le efectuó una descarga de manera correcta y eficaz. Cuando llegaron los servicios de emergencias, el socio estaba consciente y a día de hoy se encuentra en perfecto estado.

¿Suceden en España muchas paradas cardíacas?

Por desgracia, un paro cardíaco repentino puede sucederle prácticamente a cualquier hombre o mujer, adulto o niño, en cualquier lugar, en cualquier momento y, casi siempre, sin avisar. En España, mueren por esta causa más de 30.000 personas.

Para terminar, ¿nos quiere trasmitir algo como conclusión?

Antes que nada, agradecer al Real Club Tenis Betis esta oportunidad que nos brinda para trasmitir nuestro mensaje y concienciar a todos los socios de que, con muy poco que hagamos, podemos salvar una vida. Que no dejen de formarse y, si tienen la posibilidad de implantar desfibriladores en sus empresas, que lo hagan o que al menos transmitan a  los responsables la importancia de poder disponer de un desfibrilador en sus lugares de trabajos, porque en cualquier momento y en cualquier lugar alguien puede necesitar nuestra ayuda. Estaremos encantado de aclarar todas las dudas que puedan surgir sobre la implantación de espacios cardioprotegidos en las jornadas informativas que estamos organizando junto con el club y que serán anunciadas  a todos los socios para que puedan asistir. En Fundación SSG, estamos siempre a vuestra disposición para lo que necesitéis. ¡Muchas gracias!

 

About the author

Creativos administrator

Deja un comentario

Sponsors y Colaboradores